El trabajo de las matronas tiene una relación directa con el desarrollo de los bebés ya que, además de acompañar a las mujeres a lo largo del proceso, apoyan a las familias en la crianza y les ofrecen pautas para que afronten con seguridad esta nueva etapa de sus vidas

Cuando pensamos en una matrona, nos viene a la cabeza la imagen del acompañamiento en el parto, pero lo cierto es que su labor va mucho más allá: asisten a las mujeres a lo largo de su vida reproductiva y sexual para garantizar su salud. Además ayudan a las familias en sus primeros pasos con los bebés, apoyando su desarrollo con unas pautas fundamentales para la crianza.

En el  Instituto de Terapias Integrativas colaboramos con estas profesionales cuyo trabajo es tan valioso. Compartimos experiencias y conocimientos que nos permiten atender mejor a las familias, prevenir futuros problemas y tratar a tiempo las dificultades que pueden surgir.

Hace cinco años iniciamos esta relación de la mano de Belén Val Lechuz, matrona del Salud desde 2004 y vocal de Matronas en la Junta del Colegio de Enfermería. Esta profesional cree que “todos los ámbitos que trabajan con las mujeres, somos una unión -ginecología, obstetricia, fisioterapia, enfermería pediátrica, pediatría, psicología…- cada uno en nuestra parcela, esenciales, y necesarios entre nosotros.”

Con gran interés por todo lo que está relacionado con el nacimiento y el parto, Belén ha impulsado la formación continuada para matronas en el Colegio de Enfermería, así como la formación en fisioterapia pediátrica entre matronas y enfermeras de pediatría. Gracias a esta formación y al acompañamiento que realizan, pueden dar idea de las circunstancias del parto, si ha habido dificultades, que pueden ayudar en una valoración de los posibles problemas del bebé.

La vocación de Belén es vocación por la vida “me encanta ser mujer y me encanta ser madre; mi experiencia y bagaje personal me han ayudado en el ámbito profesional profesional, y cada día aprendo”.

Con motivo de la celebración de la festividad de las Matronas, el 31 de mayo, hablamos con Belén para conocer más sobre esta apasionante profesión. De esta forma queremos rendirles, también, un homenaje por su gran trabajo.

Siempre asociamos la figura de la matrona a la asistencia en el parto, pero ¿que implica ser matrona hoy en día?
El papel de la matrona es estar presente en toda la vida reproductiva de la mujer desde el inicio de la menstruación, también llamada menarquia, hasta la muerte. Hacemos un acompañamiento a la mujer en todas sus facetas no solo en el periodo embarazo – parto – lactancia- postparto sino también en asesoramiento en métodos anticonceptivos, sexualidad y atención a la menopausia. Nuestro papel fundamental es acompañar y cuidar de la mujer y su salud sexual y reproductiva.

¿En que momento empieza el trabajo con las familias?
La atención a las familias es un momento muy preciso dentro de nuestra labor, comienza cuando la mujer embarazada acude a nuestra consulta, bien porque la deriva otro profesional, bien porque tiene conocidos que han acudido previamente. En este momento, la mujer siente la necesidad de información y atención en el embarazo.

¿Apoyáis a las madres después del parto en las dificultades que puedan surgir?
Por supuesto, después de salir del hospital las mujeres son atendidas por matronas en las consultas de los centros de salud correspondientes hasta los 40 días después del mismo.
Es este espacio de tiempo es donde hay trabajo con las familias atendiendo a las dudas que surgen sobre la crianza, dificultades, miedos etc…

¿Cuales son las inquietudes que más os manifiestan las madres?
Esto es muy curioso y es constante en todas: transmiten que el parto no es lo difícil sino lo de después. La mayoría de las mujeres dudan de si lo están haciendo bien y les preocupa la lactancia materna y que el niño tenga un buen desarrollo. Ponen siempre un listón muy alto para valorarse ellas mismas.

¿Que información crees que es necesario que tengan las familias para el cuidado de los niños?
Que la afectividad, tacto y empatía con el bebe crean Vinculo y nunca dependencia. Intentamos transmitir esto para que las familias se sientan lo más a gusto posible a la hora de criar un bebe –hijo, ahora bien, sigue habiendo muchas costumbres y arraigos sociales que a veces impiden que sea de esta manera.

En tu caso ¿que les trasmites?
Intento transmitir confianza y empoderamiento a la hora de la crianza, para que puedan disfrutar de una etapa vital para la mujer, como madre y como mujer, sin miedo a cometer errores por miedo al que dirán, a hacerlo de manera diferente a como se espera o a como me han educado.

¿Cómo apoyáis a las familias en la crianza?
Siempre aportamos unas pautas que les ayuden a atender el desarrollo individualizado de los bebés, a hacer pequeñas actividades básicas para que ellas vean el progreso des sus hijos. Esto es algo que agradecen mucho, aprender a detectar de forma precoz si algo no va bien y si debe ser atendido por profesionales.

¿Somos conscientes de lo que pueden influir en el desarrollo futuro del niño las circunstancias del parto?
El grado de ansiedad y adrenalina que puede haber en un paritorio sólo lo saben quienes lo viven. Desde el punto de vista profesional, se hace y me consta, todo lo posible para que madre e hijo estén bien y el nacimiento sea el adecuado, aunque algunas veces la adversidad este presente. Es verdad que en Hospitales de tercer nivel como son los de Zaragoza ciudad, el volumen de partos es enorme y la atención personalizada y humanizada queda relegada al servicio de la tecnología.  Esto influye, pero también es importante pensar en que hay veces que nos olvidamos de que las cosas no terminan con el nacimiento afortunado de un ser vivo , sino que ese momento es el principio de un nuevo proceso.

Entonces, ¿crees que en la actualidad no cuidamos de las madres y los bebés en el momento del nacimiento?
Si hablamos de las matronas pienso que esta profesión que desarrollamos con gran vocación, como supongo que deberían ser muchas otras. Cada generación de matronas que se forman tienen más claro que su trabajo es PARA y CON la mujer, que un parto es momento mágico para la pareja, pero para nosotras como matronas es nuestro trabajo hecho arte.

¿Que se podría cambiar?
Hay algo muy sencillo que se podría hacer para mejorar: que cada mujer estuviera acompañada de una matrona en el parto, como hacen en otros países. Es decir, que esa mujer iniciara y finalizara su parto con la misma profesional matrona.

¿Como valoras el papel de los profesionales con los que colaboráis, como es el Instituto de Terapias integrativas?
Ya llevo unos años desde que los conocí, y no he dejado de aprender de ellos y con ellos, creo que somos necesarios y complementarios.
Mi valoración de su trabajo es muy alta ya que el papel no solo con niños sino con familias es primordial, mejora el bebe y mejora la familia. Su información es básica y esencial, vamos en la misma dirección ellos y el trabajo que desarrollo cada día en la consulta.

A %d blogueros les gusta esto: