Igual que sucede en las fases más adultas del ser humano, los bebés maduran, y lo hacen desde su primer contacto con el mundo exterior. Desde el nacimiento, su maduración neuromotora va pasando por distintas fases y superarlas o no, condicionará sus futuras habilidades para el equilibrio, la lectura, la escritura y, en general, el rendimiento escolar.

Como especialistas en desarrollo neuromotor infantil, en el Instituto de Terapias Integrativas te enseñamos aquellas pautas que puedes tener en cuenta para observar y acompañar a tu bebé en su desarrollo. Sus primeros meses de vida pasan muy rápido así que es conveniente atender todos los avances que va haciendo y conocer qué fases debe superar.

En este artículo, nos centramos en los que darán entre los 0 y los 6 meses pero si quieres ampliar y profundizar más en esta información y aprender cómo estimular a tu bebé, te ofrecemos talleres y conferencias en las que puedes participar todos los meses. Además, en este enlace puedes ver nuestros consejos para el desarrollo de bebés de 6 a 13 meses. 

Desde el nacimiento de los pequeños, sus sistemas comienza a desarrollarse condicionando los avances de sus facultades futuras como el equilibrio o incluso sus habilidades escolares. Con la idea de estimular su neurodesarrollo, te ofrecemos tres consejos básicos que las familias deben tener en cuenta:

 

 

De 0 a 6 meses: Pasar tiempos en el suelo, sobretodo boca abajo

 

1. Pasar tiempo en el suelo, sobre todo boca abajo

Desde el primes mes, es importante que el bebé pase tiempos boca abajo jugando durante 5 minutos, 5 veces al día.  Siempre, eso sí, con la vigilancia de un adulto. Esto le permitirá un buen desarrollo del control de su cabeza y que construya mejor las diferentes fases de su neurodesarrollo.

Es importante saber que, aunque tengan que dormir boca arriba, deben pasar tiempo de juego vigilado boca abajo.

 

 

 2. El movimiento

De 0 a 6 meses: el movimiento

El movimiento de la cabecita del bebé es muy importante para estimular su desarrollo.  Se puede conseguir porteando más al bebé o llevándolo más en brazos, lo que mejorará el vínculo de la madre y el padre con el pequeño.

Gracias al movimiento, el bebé va a programar diferentes sistemas fundamentales para su desarrollo y el aprendizaje: estimula el control de cabeza y ojos, mejora su tono muscular…

Por ello, también es muy importante jugar cada día y moverlo con juegos básicos como hacer giros con él en brazos, pequeños impulsos en el aire o mecerle.

 

De 0 a 6 meses: tocarles

 

3. Tocarles

La importancia del piel con piel para crear un vínculo afectivo del recién nacido y su desarrollo es muy necesario, sobre todo, a partir de los 9 meses

Hay que tocarles todo el cuerpecito, especialmente alrededor de la boca, las manos y los pies.  Esto mejorará su desarrollo y construirá un buen mapa de su cuerpo.

 

 

Estos tres importantes estímulos influyen directamente en su sistema nervioso y, por lo tanto, en la postura del bebé, que nos servirá como un perfecto indicador sobre su madurez.

El cuello condiciona en gran medida las posiciones que vaya adquiriendo, y es, al mismo tiempo, una de las partes de su cuerpo que más puede sufrir durante el parto. Por esta razón, es importante conocer qué etapas tiene que ir completando el bebé y así saber si su sistema nervioso está madurando correctamente.

Etapas del desarrollo del cuello

De 0 a 6 meses: Neonato

Neonato

Hay que ponerles desde el principio 5 minutos, 5 veces al día. Aquí no hay control de cabeza, pero tendrá que ir ganándolo poco a poco.

 

De 0 a 6 meses: Segundo mes

Segundo mes

Empieza a tener algo de control de la cabeza y ya es capaz de mantener la fijación visual, al menos, 3 segundos.

 

Tercer mes

Tiene un control total de la cabeza por lo que es capaz de mantenerla a 90 grados de frente. En boca arriba ya es capaz de elevar las piernas varios segundos.

De 0 a 6 meses: Tercer mes (collage)

 

 

De 0 a 6 meses: Cuarto mes

Cuarto mes 

Boca abajo, empieza a coger a los lados y en el centro.  Boca arriba, empieza a coger objetos y a tocarse las rodillas.

 

Quinto mes

En boca abajo ya se estabiliza con los brazo estirados. Boca arriba empieza a tocar sus pies y a voltearse a un lado.

De 0 a 6 meses: Quinto mes (collage)

 

 

De 0 a 6 meses: Seis meses

Sexto mes

Boca abajo eleva el pecho completamente apoyándose en sus manos. Ya es capaz de voltearse a boca abajo.